¿Cómo cambió la forma en que cocinamos? Innovación y nuevas tecnologías para chefs del siglo XXI

abril, 2018

La cocina es una de las artes más antiguas de la humanidad. Perfeccionada en cada rincón del mundo, ha evolucionado de procesos convencionales a una completa modernización, en cuanto a fusiones culinarias e incorporación de tecnologías de alta gama, que facilitaron los procesos como nunca imaginamos

La comida y la cocina son una parte intrínseca de la humanidad. Avanza tal y como lo hacemos los seres humanos. A lo largo de los años, se han desarrollado tecnologías que revolucionaron la vida de las comunidades y, como era de esperarse, también alcanzó a una parte tan fundamental como la acitividades culinarias incluso la gastronomia.

En la actualidad, la mayoría de las cocinas tradicionales persisten en el uso de métodos antiguos que retrasan la producción y entorpecen su desarrollo económico. No siempre logrando los resultados esperados y alejándose del nivel de servicios propios de la gastronomía.

Dejar atrás los procedimientos obsoletos no tiene que ver con abandonar las raíces de la cocina, sino perfeccionar y facilitar los procesos de producción y conservación, incluso en establecimientos dirigidos a un público abundante.

Siguiendo con lo anterior, cabe mencionar algunas de las herramientas tecnológicas indispensables en la cocina de los últimos años… ¿Cuáles son?

Abatidor: tan importante como cocinar es enfriar de manera correcta, el abatidor es un equipo capaz de reducir la temperatura de los alimentos para la reutilización en el futuro. Capaz de enfriar para refrigerar a 3ºC o congelar a -18ºC, en muy poco tiempo y de manera controlada.

El sistema, conserva las propiedades, sabores y texturas de los alimentos. Además, previene potenciales enfermedades transmitidas por la proliferación de microorganismos y, a la vez, permite llevar una producción planificada y estandarizada. Podrás servir una gran variedad de recetas preparadas con antelación en plazos reducidos.

Horno combinado:  Es un dispositivo de cocina capaz de mezclar, en una misma cámara, la convección y el vapor lo que genera un clima apto para la coccion. La versátil herramienta asegura una distribución de calor uniforme capaz de trabajar en minimas preparaciones, una minuta o para altos volúmenes de preparaciones.

Pero eso no es todo, también permite realizar tratamientos térmicos específicos dirigidos a la amplia gama de alimentos. Provisto de una sonda de temperatura que entrega la posibilidad de cocciones precisas y controladas. En otras palabras, un equipamiemto único.

Sellador al vacío: Esta máquina es una de las grandes aliadas de la cocina moderna y de la conservación de alimentos y preparaciones. Permite un sellado de calidad excepcional que conserva los alimentos, sin perder sus propiedades, por días desde su envasado, o para preparaciones al vacio directamente.

El sellador funciona extrayendo el aire del contenedor, reduciendo al máximo la proliferación microorganismos. ¿Lo mejor? La ausencia de aire beneficia la conservación de los alimentos tanto crudos como cocidos.

Sartén basculante Inteligente:  Es una herramienta indispensable en cualquier restaurante. Se caracteriza por contar con una plancha de cocción con temperatura que se dispersa uniformemente.

Es una máquina capaz de contener, Una cuba volcable, un termostato regulable y un grifo de entrada de agua. Estos elementos le entregan una flexibilidad en su uso, usos como freidora, como plancha, cocedora de pastas (para filetes, asados a la plancha y hamburguesas) y como marmita.

Gracias a sus grifos de llenado automático, el sartén basculante inteligente puede trabajar como una olla de fuego directo, cargando muchos litros de agua, transformándose en una versátil herramienta que hace posible cocinar una enorme cantidad de alimentos en períodos cortos de tiempo.

Incorporar cualquiera de ellos a tu cocina, transformará de manera sustancial la forma en que llevas a cabo las preparaciones, incluso como administras tu cocina. Lo más importante de ello, es que no solo facilitarás la producción y mejorarás la calidad de tu servicio, también te estarás incorporando a la vanguardia culinaria y entregas un producto de calidad a tus comensales, en definitiva un buen servicio.