Conoce 7 razones para incluir un lavavajillas en tu negocio

julio, 2018

Existen siete razones fundamentales para incluir un lavavajillas en tu restaurante, catering o servicio de hotelería:

  • Ahorro de agua

Al llevar a cabo la limpieza de una carga de vajillas, tu negocio será capaz de ahorrar hasta un 80% de agua. De esta manera, evitarás el gasto innecesario, contribuyendo con el medio ambiente y disminuyendo el gasto relacionado a fin de mes.

El consumo diario en un servicio culinario de alta demanda, en lo que concierne al lavado de platos, representa cerca de un 30% del uso total de agua, ¡Imagina todo lo que estarás ahorrando!

  • Higiene efectiva

Cuando lavamos la vajilla a mano, es bastante probable que queden residuos que propicien la proliferación de microorganismos. Además, que las manos no soporten jabones abrasivos también es un factor que influye en la correcta limpieza de los platos y utensilios de cocina, pues se limita al uso de productos no tan efectivos.

Por el contrario, el lavavajillas garantiza la erradicación del 99,9% de la suciedad. Con este artefacto, es posible alcanzar temperaturas más altas de la que nuestra piel sería capaz de soportar con la finalidad de erradicar todo tipo de microorganismos que puedan afectar la salud de tu cliente. Por medio de este equipamiento, lograrás un resultado óptimo y protegerás a tus comensales de cualquier germen.

  • Ahorro de tiempo y esfuerzo

Lavar grandes cantidades de vajillas puede tomar largos periodos de tiempo. Según los expertos, para lavar 600 platos, 600 cubiertos y 200 vasos o copas, se requieren dos personas, que tardarían como mínimo dos horas para cumplir con la tarea.

Por medio del lavavajillas reducirás esa cantidad de tiempo al mínimo. A la vez, significará una reducción de la mano de obra destinada a la tarea en un muy alto porcentaje. Dando la posibilidad a tus empleados a dedicarse a otras labores. Según las estadísticas, por medio de su uso, podrías ahorrar hasta 15 días por año, impresionante, ¿cierto?

  • Ahorro de energía

Todos los lavavajillas consumen menos agua por ciclo de lavado, ya que son capaces de reciclarla durante el proceso. Los modelos más modernos también son capaces de calentar el agua a la temperatura exacta necesaria por un periodo determinado, evitando el malgasto de energía eléctrica.

  • Menos dinero a fin de mes

Está más que demostrado el increíble ahorro que lograrás por medio del uso del lavavajillas. El bajo consumo de agua, en comparación al lavado tradicional, es sustancial. Lo que permite incluso recuperar la inversión en un corto plazo.

A la vez, estarás evitando la reposición de platos y utensilios, reduciendo el gasto en inversión de nueva vajilla a casi el mínimo. El lavavajillas te dará la posibilidad de ahorrar en mano de obra y, considerando todos sus beneficios, ¡podría ahorrarte hasta 8 millones de pesos al año! (Tomando como ejemplo un restaurante mediano)

  • Resultados perfectos

 Los eficientes procesos que utiliza el lavavajillas, combinado con los principios activos de los detergentes, permiten disolver y eliminar cualquier residuo de suciedad durante un ciclo de lavado. El resultado serán platos, ollas, vasos y copas relucientes; listos para ser utilizados sin la necesidad de preocuparse.

  • Comodidad y tranquilidad garantizada

 Dejar que una máquina haga las tareas más complicadas por ti es una de las decisiones más inteligentes que puedes tomar. Olvídate de la acumulación de vajilla y del entorpecimiento; solo basta ponerla dentro de las bandejas, automatizar el ciclo y presionar el botón de inicio, ¿hay algo más sencillo? Su eficiencia de tiempo te garantizará tener la vajilla limpia y dispuesta en unos cuantos minutos, facilitando la circulación del servicio en restaurantes o catering.

Implementar un lavavajilla en tu negocio es una decisión incuestionable. ¡No lo pienses dos veces! Visita: www.marsol.cl y comienza a ahorrar.